EntrevistasPolítica

Ana Galarza: “Sigue Correa, porque tiene responsabilidad coadyuvante”.

Por Sharvelt Katán

Ana Galarza, asambleísta del movimiento CREO por la provincia de Tungurahua, es una de las figuras clave dentro de la oposición en el pedido de juicio político contra el vicepresidente Jorge Glas.

Psicóloga organizacional de profesión, la legisladora tomó relevancia en la palestra política a las pocas semanas de iniciadas sus funciones cuando pidió a la Fiscalía que se inicien investigaciones por el caso Caminosca, donde los nombres de Estaban Albornoz y Jorge Glas aparecían involucrados.

La Caja Negra conversó con la asambleísta sobre la actual situación política del vicepresidente, las implicaciones que enfrentará el movimiento oficialista en este caso y la posible responsabilidad de otros funcionarios del régimen de Correa.

¿Cómo ha visto usted el trabajo de la Fiscalía en relación al caso de Jorge Glas?

La Fiscalía General del Estado ha trabajado porque le ha tocado. Si no fuese por la fiscal Diana Salazar las cosas serían distintas, porque el fiscal general del Estado en un principio no quería vincular al vicepresidente Jorge Glas. Ha sido por la presión pública de actores políticos y líderes de la sociedad civil que el doctor Carlos Baca Mancheno accedió al desplazamiento del fuero con el que contaba Jorge Glas, para llevar el caso.

Pero él al principio no quería vincular a Glas y fue la doctora Diana Salazar quien pidió que se vincule al vicepresidente por el delito de asociación ilícita, y todo mundo puso el grito en el cielo porque es un delito menor, pero esa es la puerta para encontrar todos los demás delitos que cometió, que son contra la administración del Estado: concusión, cohecho, peculado, enriquecimiento ilícito…

Pero el propio vicepresidente fue quien pidió que se le levante el fuero…

Porque no le quedaba de otra. No es que la Asamblea levantó el fuero porque el vicepresidente lo solicitó, sino que es nuestro deber. Nosotros como asambleístas no somos abogados de corruptos, nosotros los fiscalizamos. No perseguimos a personas, perseguimos acciones, y si Jorge David Glas Espinel está en cada caso de corrupción, algo está pasando. Él abre los ojos en la cárcel —porque tenemos un vicepresidente sin funciones que está, según Marcela Aguiñaga, gozando vacaciones en la Cárcel 4— y se despierta un día con una glosa, otro día con otra, se despierta con que Contraloría pide su destitución.

Es momento de que la Asamblea Nacional actúe. Nosotros (movimiento CREO) ya lo hemos hecho, pero no tenemos los votos suficientes para hacer muchas de las cosas que ya hubiésemos querido hacer. Porque es verdad que nos hemos abanderado del tema de Jorge Glas, pero él no es el único corrupto de esta década (del gobierno de Correa), sino que hay muchísimos que tienen, incluso, responsabilidad coadyuvante, como el mismísimo Rafael Correa. Porque después de Glas va (a caer) Correa.

De cara a un juicio político ¿qué significa la actual situación del vicepresidente Glas?

Es la muestra fehaciente de que siempre tuvimos razón en el planteamiento del juicio político que el Consejo de Administración Legislativa (CAL), en su gran mayoría compuesto por asambleístas de Alianza PAIS y sus aliados, archivó, arrogándose funciones que no le competían; lo que ellos hicieron fue arrogarse funciones de la Corte Constitucional. Y causales sí las había, ahí está por ejemplo el caso Caminosca, donde figura el señor “Vidrio”, alias JG, y el asambleísta Esteban Albornoz, quien también está glosado por la Contraloría.

¿Y para el gobierno actual qué acarrea el posible juicio político al vicepresidente?

Sería un alivio, porque este momento se está pagando 14 000 dólares a la vicepresidencia, porque tenemos un vicepresidente que está gozando vacaciones en la cárcel, y que recibe su sueldo, a pesar de que no tiene funciones; pero también tenemos una vicepresidenta encargada, y en el estado de crisis económica en que nos encontramos es una carga, además de que es una vergüenza. ¿En qué otro país se ha visto que un vicepresidente en funciones esté en la cárcel?

Lenín Moreno ha manifestado que no intervendrá en las otras funciones del Estado, y que dejará que la justicia haga su trabajo.

Es mentira. ¿Por qué Contraloría pide la destitución de Richard Espinosa y sale el presidente a decir que él le brinda todo su apoyo a Espinosa? Todos son cálculos políticos. Se avecina una consulta popular y Richard Espinosa, utilizando el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, armó su base política, que son los CRC. Lenín Moreno necesita de los CRC para que toda esa gente de las bases vote a favor de la consulta que él impulsa… Todos son cálculos políticos.

Jorge Glas podría ser el inicio de una madeja más grande…

Por supuesto que sí. Yo tengo la seguridad de que todos esos asambleístas cien por ciento correístas han tenido que ver con toda la corrupción, y el tiempo me dará la razón. Uno por uno, a los de los “errores de buena fe”, al señor Caminosca, al asambleísta Albornoz, los fiscalizaremos y tendrán que rendir cuentas ante la justicia y devolver la plata.

¿El movimiento CREO maneja nombres de funcionarios ligados a posibles casos de corrupción y que todavía no han salido a la luz?

Nosotros sabemos a quiénes tenemos que fiscalizar como prioritarios, pero no podemos dar sus nombres públicamente porque a los correístas les gusta fugarse a Miami.

¿Y su estrategia para los siguientes meses?

Sigue Correa, porque tiene responsabilidad coadyuvante.

¿Podría ahora hablarse de una Alianza PAIS sin norte, o definitivamente de una Alianza PAIS extinta?

Es la crónica de una muerte anunciada para Alianza PAIS y todos sus futuros candidatos. Qué horrible ser candidato por ese movimiento y sentarse a defender lo indefendible, a justificar por qué está el vicepresidente preso, o las glosas al uno y al otro, o porqué la Asamblea Nacional no los censura, porqué no los destituye…

Respecto de Alianza PAIS, Marcela Aguiñaga es una de las figuras que más defiende a Jorge Glas. Y llama la atención que lo haga desde su puesto como asambleísta.

Eso se llama “lleve”, y no hay que olvidarse que Aguiñaga es alias “41 millones de dólares en errores de buena fe”. Entonces entre ellos se sostienen y Marcela Aguiñaga tiene mucho que ver en varios casos de corrupción y por eso es que unos se guardan las espaldas a los otros, y por eso mismo es que tendrán que ser fiscalizados. Además, la Contraloría tendrá que ejecutar sanción por ese error que cometió Marcela Aguiñaga con plata del Estado.

Hay otros temas alrededor de Aguiñaga, como el caso de la Celec, donde trabajaba su hermano, o el tema de los autos de lujo, que cobra fuerza en la opinión pública. ¿Se puede ir tomando esto como indicios de algo más grande?

Ella es la socialista más pelucona que se pueda topar en el gobierno de la Revolución Ciudadana. Que ella se vista con Ferragamo, utilice Gucci, Louis Vuitton… a mí no me interesa, pero va más allá de eso. ¿Con qué plata se da esa vida? Eso nos tiene que llamar la atención y ahí tiene que actuar Contraloría, tiene que actuar Fiscalía quizá hasta a modo de notitia criminis, nosotros (la Asamblea) también, evidentemente. Marcela Aguiñaga ha estado mucho en el “lleve” de la corrupción de Alianza PAIS, y el tiempo nos dará la razón y tendrá que darle la cara a la justicia y al pueblo ecuatoriano, porque lo ha insultado mucho.

¿No es insultante que le ponga una acción de protección al presidente Moreno por haber colocado a María Alejandra Vicuña como vicepresidenta encargada, aduciendo que Jorge Glas está gozando vacaciones en la cárcel 4? Quiere ganar algo de tiempo porque si Jorge Glas está 90 días fuera de su cargo, chao. Pero ese tipo de ridiculeces hace una legisladora que se supone abogada…

De llegar a comprobarse todas las acusaciones contra Jorge Glas, ¿cuál es el futuro del gobierno actual?

Lenín Moreno tiene que seguir deshaciéndose de la gente de Correa. Ahora ya se está endeudando en más de 5000 millones de dólares porque tiene el mismo equipo económico de Rafael Correa. Esto es una transición que él tendrá que hacer de a poco, pero no tan extensivamente.

Comparte:

Deja un comentario

Tu correo no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *